Beneficios del basquetbol a la salud

Los resultados de practicar el "deporte ráfaga" en el organismo son numerosos y entre ellos se observa:


Los resultados de practicar el "deporte ráfaga" en el organismo son numerosos y entre ellos se observa:


Durante la infancia: mayor desarrollo de estatura, masa muscular, reflejos y agilidad.

En adultos: favorece la buena circulación sanguínea, capacidad pulmonar y limpieza de las vías respiratorias.

En general: el continuo movimiento del juego permite mejor sincronización del ritmo cardiaco (comprende los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo aproximado de 24 horas) en el jugador.


En cuanto a la salud mental, favorece el desarrollo de agilidad y lógica al analizar aspectos tácticos, además de que mejora el estado de alerta para prevenir cualquier tipo de ataque físico.


Otros aspectos favorables que desarrolla el basquetbol son:

Aumenta la vitalidad: mejora la resistencia a la fatiga, por lo que proporciona más energía y capacidad en trabajo y estudio.


Combate el estrés: al reducir ansiedad y depresión, facilita la relajación, disminuye tensión y ayuda a conciliar el sueño.


Fortalece los pulmones: al ser un ejercicio aeróbico(activa gran parte de los grupos musculares y obliga la movilización de aire), refuerza la capacidad de los pulmones, mejora la circulación de oxígeno en la sangre.


Fomenta la convivencia: cuando se juega entre amigos y familiares, fortalece los lazos afectivos, además de que da oportunidad de conocer gente.

Favorece autoestima y autoimagen.


Ayuda a controlar temperamento: reduce la violencia en personas extremadamente temperamentales. Disminuye niveles de colesterol y riesgo de infarto, además de que regulariza la tensión arterial.


Combate sobrepeso y obesidad: como cualquier actividad física, su práctica continua favorece la quema de calorías y, por tanto, ayuda a mantener peso saludable.

Estimula la liberación de endorfinas: el buen ánimo de la mayoría de jugadores de baloncesto se debe a que este deporte estimula la producción de las llamadas "hormonas de la felicidad".

Por Marcelo Blotta

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo